Seleccionar página

El Queso Manchego, es uno de los muchos quesos que se elaboran a lo largo del extenso territorio español, todos ellos de una calidad máxima, cada uno con unas características propias que les hacen diferentes. Pero esas diferencias son las que hacen satisfacer todo tipo de paladares, adaptándose a cada momento vivido.

En este artículo de La Alacena de Rosario os queremos dar a conocer el Queso Manchego, el queso español por excelencia y sus diferentes tipos, según su elaboración y curación.

Tipos de Queso Manchego La Alacena de Rosario

¿Cómo definir al Queso Manchego?

Todo Queso Manchego, debe cumplir unas normas establecidas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego, organismo responsable de avalar y certificar el Queso Manchego.

Para que esté amparado en esta Denominación de Origen, el proceso de elaboración, producción y maduración del queso, ha de realizarse en la zona protegida que incluye las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Una de las diferencias fundamentales, es su materia prima, la leche obtenida exclusivamente de oveja de pura raza manchega. Una raza que ha mantenido su pureza y sus cualidades originales, que a través de los años se adaptó al pastoreo en zonas áridas, alimentadas con los pastos de la llanura manchega, que le han dado a la leche obtenida una calidad única y exclusiva.

De la elaboración de esta leche de oveja de raza manchega (que debe estar libre de medicamentos), se obtiene un queso de pasta prensada, que se caracteriza por una consistencia firme y compacta, cuyos tonos de color varían entre blanco y marfil-amarillento. 

La maduración también es importante, debe tener una maduración mínima de 30 días para quesos con peso igual o inferior a 1,5 kg y de 60 días para el resto de formatos, llegando a una maduración máxima de unos 2 años. 

Si deseas saber mas, sobre como saber si es un Queso Manchego auténtico con “D.O.P. Queso Manchego”, accede a nuestro artículo cómo diferenciar un Queso Manchego auténtico.

Tipos de Quesos Manchegos

Los Quesos Manchegos se clasifican en: 

1- Quesos Artesanales y Quesos Industriales, según la elaboración y la leche utilizada. 

2- Semicurados, curados y viejos, según el tiempo de maduración.

Según la elaboración y la leche utilizada

Queso Manchego Artesano

El éxito de un buen queso manchego radica en la excelente calidad de la leche utilizada. En este caso, el queso ha sido elaborado utilizando leche cruda de oveja manchega, la leche no ha sido sometida a ningún tipo de tratamiento térmico. La elaboración de este queso es de forma tradicional, necesitando de una materia prima de la más alta calidad, así como una técnica más compleja en su elaboración, para obtener unos resultados óptimos.

El Queso Manchego Artesano, posee un carácter más fuerte y una mayor complejidad de matices, reteniendo aquellas notas a hierbas silvestres y pastos, que le otorgan la leche cruda.

Queso Manchego Industrial

Este queso está elaborado con leche pasteurizada de oveja manchega. Su elaboración es de forma industrial, por lo tanto es el queso que más se comercializa a nivel mundial. 

El Queso Manchego Industrial tiene un carácter más suave, cuyos matices son menos complejos, con un sabor no tan fuerte y algo dulce, adaptándose al sabor deseado por un mayor número de clientes potenciales.

Importancia de controles en los Quesos

Las diferencias os la hemos descrito en La Alacena de Rosario, pero también os tenemos que decir, que tanto uno como otro, tienen que superar los mismos controles analíticos y microbiológicos, para ser avalados y autorizados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego.

Según el tiempo de maduración

Queso Manchego Semicurado

Es el de menos curación dentro de las tres variedades. Su maduración oscila entre 1 y 3 meses dependiendo de su peso. Las características principales son: su pasta tiene una textura elástica, un color crema y un aroma a láctico, con un sabor suave y algo dulce, apreciándose matices a hierba y heno.

Queso Manchego Curado

La maduración de este queso oscila entre 6 y 9 meses, pudiendo variar según la empresa que lo elabore. El tiempo de curación le da una textura menos cremosa y más firme, aportándole un aroma y sabor más pronunciado, sin dejar de aportar sabores suaves.

Queso Manchego Viejo o Reserva

Estos quesos deben envejecer durante un periodo mínimo de 9 meses. La maduración del queso influye notablemente en su textura, aroma y sabor; por ello, a mayor curacion su textura será más seca, su aroma más intenso y su sabor más picante. Todo esto conlleva que el Queso Manchego Viejo tenga una pasta amarillenta, una textura más dura y quebradiza debido a la falta de humedad por su envejecimiento, que su sabor con matices picantes perdure más en boca y su aroma sea sinónimo de intensidad.

En La Alacena de Rosario no te podemos aconsejar cual es el mejor, como en la variedad está el gusto, aquí te presentamos los diferentes tipos de quesos Manchegos y sus características, para poder elegir aquel que más se aproxime a tus preferencias. En nuestro artículo ¿Qué es la Burrata? podrás descubrir otro tipo de queso como el queso burrata y sus diferencias con el queso mozzarella. 

También podría interesarte:

¿Qué es la Burrata o el Queso Burrata?

¿Qué es la Burrata o el Queso Burrata?

La Burrata es uno de los productos gourmet de moda, es un tipo de queso cremoso y fresco típico de la región italiana de Apulia. Un queso refrescante con un ligero matiz ácido, su sabor nos recuerda a la nata y yogur, dejándonos en el paladar una sensación suave y...

leer más
¿Cómo diferenciar un Queso Manchego auténtico?

¿Cómo diferenciar un Queso Manchego auténtico?

El Queso Manchego, ha experimentado un auge espectacular en su consumo a nivel mundial, debido a su éxito, no es de extrañar que se hayan multiplicado las marcas que venden como Queso Manchego, un queso que no tiene nada que ver con el auténtico, con aquel que está...

leer más
¿Se puede congelar el Queso?

¿Se puede congelar el Queso?

Mucho se ha debatido de si se puede congelar el queso o no, también de su conveniencia, de lo positivo y de lo negativo de ello, de cuales quesos admiten mejor la congelación y que tipo de quesos no es conveniente congelar. En este artículo de “La Alacena de Rosario”...

leer más